Las 7 claves para evitar el fracaso escolar de nuestro hijo/a

Cuando nuestros hijos inician la etapa escolar, a los 3 años, estamos ilusionados porque aprendan a leer y a escribir. Vamos comprobando poco a poco sus progresos y muchas veces nos sentimos alertados por si todo irá bien. Incluso, intentamos “acelerar” sus progresos desde casa con las mejores intenciones. Y por el mismo motivo, también a veces, nos embarga el sentimiento de si se estará retrasando demasiado en conocer todas las letras y escribir su nombre.

Dentro de este contexto, en el que todos los pequeños acceden al mismo tiempo de “entrenamiento” en actividades para preparar el tono muscular y la motricidad fina de la mano, se está gestando un 10% de niños cuya adquisición de la escritura no se completará de manera suficientemente satisfactoria.

¿Por qué es tan importante no pasar por alto un apoyo débil del lápiz sobre el papel, o un sostenimiento inadecuado del mismo, o una presión tan fuerte que el niño rompe la hoja?

Leer másSin comentarios

Educación de la escritura y grafología Infantil

La perspectiva de la escritura desde la grafología infantil

En los programas de estudios de maestros y profesores o de psicopedagogos, se incluye, por supuesto, la escritura. Ninguno de esos programas se detiene a estudiar la escritura del modo que lo hace la Grafología Infantil. Hélène de Gobineau[1] llevó a cabo junto a su equipo una extensa investigación con escrituras de niños y su evolución a lo largo del desarrollo, encontrando que existían en ellas componentes genéticos, es decir ligados al desarrollo psicomotor del niño a una determinada edad, y constantes a través de las generaciones.

El profesor Ajuriaguerra[2] retomó sus estudios y elaboró una escala que contenía cada uno de esos componentes, para estudiar la edad grafomotora del niño, o lo que es lo mismo, su evolución con respecto a los niños de su misma edad.

La Grafología Infantil recoge el trabajo de estos autores y se ocupa, dentro del área educativa, de la prevención, detección, evaluación, diagnóstico y tratamiento de los trastornos de la escritura. El uso y el reconocimiento de la Grafología infantil por parte de los profesionales de la educación se ha visto probablemente obstaculizado por una actitud de reserva ante la “seriedad” de la grafología.

Todavía existe un gran desconocimiento de esta disciplina. Los múltiples usos indebidos que se hacen del término “Grafología” contribuyen a distanciarla del panorama educativo.

Leer másSin comentarios

Cómo detectar la inteligencia en la escritura

La Inteligencia

La Real Academia Española, define la palabra Inteligencia como ‘capacidad de entender, comprender y resolver problemas, conocimiento, comprensión, habilidad, destreza y experiencia’.

La biología, por su parte, dice que la inteligencia es un conjunto de hormonas, neuronas y encimas, que permite que toda la información pase a través de las redes neuronales. Parece ser, además, que la concentración de testosterona modifica la orientación espacial y el razonamiento matemático mientras que la concentración de estrógeno mejora todo lo que tiene que ver con actuaciones verbales.

También se sabe que la inteligencia es la capacidad de rendimiento que se deriva de coordinar: conocimiento, asociación, imaginación, memoria, juicio y expresión.  Al mismo tiempo, también es una mezcla de adquisiciones culturales y puesta en acción.

Con todo, parece que los especialistas en la materia no se ponen de acuerdo para encontrar una definición universalmente aceptada que la defina.

Leer másSin comentarios

La Reeducación de la “mala letra”

reeducacion-mala-letra

Ante la “mala letra”[1] el niño recibe quejas por parte de los mayores, a veces castigos en forma de repetición de hojas de cuadernos enteras, o ejercicios de caligrafía cuando ya son mayores para utilizarlos.

Y sin embargo, por más que se esfuerce en responder con aplicación a las demandas, el niño que sufre una disgrafía, ya sea por un aprendizaje defectuoso o por un problema añadido que influye en su grafía, no siempre será capaz de superar por sí mismo su dificultad. Necesitará reparar errores de base que no están en la forma bonita de la letra, sino en la funcionalidad del gesto escritor.

Hay niños que necesitan que se les reafirme y estimule. Si “escribir mal” les supone al principio una dificultad, más tarde será un impedimento para su aprendizaje y como consecuencia última, incidirá en su autoestima, lo que a su vez, se reflejará en su escritura. Tenemos servido el caldo de cultivo de un “fracaso escolar” previsible y lo más importante, reparable.

Es importante saber que a pesar de los obstáculos que existen al principio, escribir puede ser un placer.

Leer másSin comentarios

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR