Educación de la escritura y grafología Infantil

La perspectiva de la escritura desde la grafología infantil

En los programas de estudios de maestros y profesores o de psicopedagogos, se incluye, por supuesto, la escritura. Ninguno de esos programas se detiene a estudiar la escritura del modo que lo hace la Grafología Infantil. Hélène de Gobineau[1] llevó a cabo junto a su equipo una extensa investigación con escrituras de niños y su evolución a lo largo del desarrollo, encontrando que existían en ellas componentes genéticos, es decir ligados al desarrollo psicomotor del niño a una determinada edad, y constantes a través de las generaciones.

El profesor Ajuriaguerra[2] retomó sus estudios y elaboró una escala que contenía cada uno de esos componentes, para estudiar la edad grafomotora del niño, o lo que es lo mismo, su evolución con respecto a los niños de su misma edad.

La Grafología Infantil recoge el trabajo de estos autores y se ocupa, dentro del área educativa, de la prevención, detección, evaluación, diagnóstico y tratamiento de los trastornos de la escritura. El uso y el reconocimiento de la Grafología infantil por parte de los profesionales de la educación se ha visto probablemente obstaculizado por una actitud de reserva ante la “seriedad” de la grafología.

Todavía existe un gran desconocimiento de esta disciplina. Los múltiples usos indebidos que se hacen del término “Grafología” contribuyen a distanciarla del panorama educativo.

Los grafólogos que desempeñamos nuestra profesión dentro del marco de un estricto código ético, somos los primeros en desmarcarnos de aquellos que desacreditan a la grafología con afirmaciones tan inciertas, como poco ortodoxas. Pero afortunadamente, muchos educadores comienzan a aproximarse a la grafología infantil y reconocen las bases sólidas en las que se fundamenta y la utilidad que tiene en el medio escolar.

Aquí nos encontramos con un segundo inconveniente: ¿Puede un maestro formarse en grafología? ¿Cuánto tiempo necesita invertir en estos estudios? La respuesta es sencilla. No se trata de aprenderlo todo, sino más bien de comprender los principios fundamentales y las dominantes que incluyen la evaluación de la escritura mediante la aplicación de las escalas correspondientes y la significación psicológica básica, para comprobar que sus alumnos evolucionan adecuadamente.

 

La situación privilegiada del maestro y del profesor

Las escrituras de sus alumnos pasan continuamente por delante de sus ojos[3]. Son muchos los documentos que, a lo largo del tiempo, informan de cada momento evolutivo, y además, escritos en diferentes situaciones: en casa, en el colegio, en dictados, redacciones o textos libres. Examinar todas las escrituras llevaría mucho tiempo, pero es posible hacer una prueba de escritura general y detenerse en aquellas que nos llamen la atención. También es posible conservarlas para compararlas con otro momento posterior, y comprobar de ese modo la evolución.

Grafología infantil

Tan solo con ver cómo se ubica el niño o el joven en la página, vamos a extraer mucha información. Y encontrar signos de alarma en una escritura será definitivo para aplicar la escala de Disgrafía, y preparar una posible intervención. Es posible educar la escritura desde unos pocos conceptos sólidos. Y en el caso de dificultades, es además deseable retomarla, para redirigirla hacia la “normalidad”, para que el niño retome su propio proceso madurativo en el aspecto gráfico, adquiriendo las habilidades que necesita o despojándole de aquellos gestos gráficos que lo retrasan.

Y es posible además, desde el mismo medio escolar, en el trabajo diario, sin que el niño se sienta examinado.

[1] GOBINEAU, H. de y PERRON, R. (1954). Génétique de l’écriture et étude de la personnalité. Délachaux et Niestlé

[2] AJURIAGUERRA, J. de. (1984). La escritura del niño, 5ª ed. Barcelona. Laia.

[3] Dubouchet, J. (1984) “La Graphologie nº 173”.

"Trackback" Enlace desde tu web.

Cristina López Borroy

Directora de estudios de Isegraph, Presidenta del Círculo Hispano Francés de Grafología y Psicóloga, soy especialista en escritura. Mi principal interés impulsar el aprendizaje y el desarrollo de la Grafología como una disciplina seria, y acercar su aplicación en infantil a la enseñanza por su incalculable valor en el campo de la psicopedagogía de la escritura.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR